Huella de Carbono de Productos: ¿Qué es y para qué sirve?

La Huella de carbono permite conocer el impacto que tiene una actividad en el cambio climático. En el caso de productos, se analizan todas las emisiones y absorciones de gases de efecto invernadero que tiene el producto en su ciclo de vida. Es decir, desde la extracción y procesamiento de la materia prima, la manufactura del producto, el uso y la disposición final.

Para la estimación de la huella de carbono del producto, el análisis se enfoca en la energía, combustible, residuos, etc, necesarios para la producción de una unidad de producto, a diferencia de la huella de carbono de organizaciones, que contempla el total de las emisiones de la organización.

Hay muchas ventajas de su implementación: conocer la huella de carbono de  un producto permite comparar su desempeño con otros productos similares, permite medir y seleccionar de manera ambientalmente consciente a los proveedores, llevando la problemática del cambio climático no sólo puertas adentro sino a toda la cadena de valor, permite encontrar soluciones en cuanto al uso y disposición final, lo que significa no sólo acciones dentro de empresa sino brindar información y concientizar al usuario final del producto. Permite reducir residuos y en algunos casos, reusar materiales.

Los consumidores son cada vez más conscientes respecto a aspectos ambientales de los productos que eligen. Trabajar en este tipo de medición permite abrir puertas a nuevos mercados, fidelizar clientes y mantener mercados actuales.

El mundo se mueve hacia un desarrollo más consciente, te invitamos a no quedarte afuera….

© 2013 Almerix.